Oportunidades de eficiencia energética: Calderas de aceite térmico frente a las de vapor

Fecha: 31-08-2018

En este artículo, queremos explicarte las ventajas de las calderas de aceite térmico frente a las de vapor.

Las calderas de vapor generalmente se instalan con el fin de generar energía térmica para la parte principal de los procesos que lo requieren. Sin embargo, en algunos procesos de producción donde un aumento en la temperatura del aceite térmico implica un aumento en la producción, el aceite térmico implica una serie de ventajas que hace que su uso sea muy interesante. Este es el caso, por ejemplo, de las industrias de transformación de madera primaria y secundaria, la industria de la madera o la industria química.

Algunas de las ventajas:

- Los tubos y equipos de conexión no sufren desgaste, ni incrustaciones
- Los circuitos están cerrados, por lo que no hay necesidad de purgas ni de tratamiento de fluidos térmicos
- El punto de congelación del aceite es -40º, lo que permite la instalación de una caldera en áreas frías
- Es posible operar a altas temperaturas sin una alta presión, lo que evita el riesgo de explosión
- Permisos legales menos restrictivos
- Obras civiles menos complejas
- Bajo mantenimiento y operación del calentador menos exigente
- Regulación de temperatura altamente precisa y más flexibilidad con respecto a la temperatura de trabajo

Las instalaciones de aceite térmico significan una mejora sustancial ya que la operación se simplifica, se aumenta la seguridad y se reduce el mantenimiento. En otras palabras, los costos se optimizan cuando se usa aceite térmico para generar energía térmica para procesos industriales. Una tecnología que Sugimat ha estado implementando desde 1978.

Contacta con nosotros, si tienes alguna duda. ¡Estamos a tu disposición!

Equipo Sugimat

Imágenes


Volver