"En 2018 ya tenemos proyectos encima de la mesa para España, Francia, EE.UU. y Centroeuropa", según Alejandro Mas, CEO Sugimat

Fecha: 19-12-2017

Sugimat hace balance de este 2017, un año que va a cerrarse con la venta de hasta 16 instalaciones repartidas entre Europa y Asia y con una potencia total de 163 MW. Unas cifras que ratifican a Sugimat su posición de liderazgo como empresa valenciana en el sector de la energía en España. “El cierre anual no ha podido ser más positivo. Hay que tener en cuenta que arrastramos muchas ventas de 2016 que junto al negocio generado en 2017 han dado lugar a un volumen de ventas considerable”, ha precisado Alejandro Mas, CEO de Sugimat. Entre estas instalaciones destaca la de la planta de Ashalim, ubicada a dos horas de Jerusalén. Precisamente durante la primavera se ha procedido a instalar la última caldera de 25 MW térmicos que junto con las otras cuatro, también de la misma potencia, forman parte de la mayor planta termosolar de Israel, en pleno desierto de Neguev. Una planta, que contará con una potencia de hasta 121 MW eléctricos lo que supondrá una energía limpia para más de un millón de hogares.

El carácter internacional de Sugimat le ha llevado a diseñar, fabricar e instalar calderas llave en mano en otros países como Malasia, Arabia Saudí, Hungría o Ucrania con una potencia total de 19 MW. Eso sí, Sugimat no sólo ha tenido presencia en el extranjero sino también en España donde ha realizado instalaciones en Soria, Granollers y León.

Previsiones para 2018

Las previsiones para 2018 son bastante halagüeñas. “Estamos muy satisfechos con 2017 y 2018 será aún mejor. Ya hay muchos proyectos encima de la mesa para España, Francia, EE.UU. y Centroeuropa”, ha afirmado Mas.

Durante los casi 40 años de know-how en el sector de la energía, Sugimat ha vendido más de 3.000 referencias para generar energía como vapor, agua caliente, aceite térmico y energía eléctrica a través del uso de energías renovables y combustibles fósiles en los 5 continentes.

La sede principal se sitúa en Quart de Poblet (Valencia) aunque su red comercial se distribuye entre Estados Unidos y Europa. Las sedes estratégicas europeas están ubicadas en Francia, Polonia, Italia, Portugal, Reino Unido y Alemania. Un servicio postventa personalizado y cercano al cliente junto con la máxima calidad en sus productos son las dos premisas que mejor definen a esta marca cien por cien valenciana con marcado carácter internacional.

 

Imágenes


Volver