Sugimat: 40 años de historia con un hito, la visión artificial

Fecha: 10-04-2018

1978. Con una caja de herramientas, Alejandro Mas, CEO de Sugimat, comenzó su andadura profesional comprando y reparando calderas industriales con sus propias manos en Alcoy, una ciudad ubicada en la provincia de Alicante (España). Después de cinco años de arduo trabajo y con todo el conocimiento que había adquirido, Alejandro decidió regresar a Valencia, su tierra natal, y construir sus propias calderas industriales junto con un grupo de expertos en esta materia. Hoy, 40 años después, esta empresa familiar valenciana ha pasado de ser un pequeño taller a una gran fábrica con más de 100 empleados, una enorme infraestructura con la última tecnología en maquinaria y hasta 7 sedes internacionales distribuidas en Europa y América del Norte.

"No hay ningún límite. Día a día intentamos hacer lo que mejor sabemos y siempre velamos por ofrecer las mejores soluciones a nuestros clientes", ha explicado Mas refiriéndose al gran hito que ha conseguido hasta el momento. Sugimat es la empresa líder en la generación de energía térmica en España. Los servicios de la compañía van del diseño a la fabricación y puesta en marcha de soluciones de ahorro como calderas de vapor, agua caliente y aceite térmico que utilizan combustibles fósiles, biomasa y combustibles no convencionales. Además, en Sugimat se apuesta fuertemente por el  I + D. Un ejemplo de esto es su último proyecto pionero basado en la Visión Artificial, que ha sido presentado durante un ciclo de conferencias en la feria FIMMA-Maderalia, en Valencia el pasado mes de febrero.

Bajo el lema "Visión artificial en plantas térmicas autogestionables", la conferencia se ha centrado en las demandas de la industria que quema biomasa y en la respuesta de Sugimat a esas demandas, principalmente con Visión Artificial adaptada a la combustión y el procesamiento de imágenes en tiempo real. La presentación ha sido realizada por Francisco Ripoll, Export Manager, en Sugimat. En sus palabras, "la Visión Artificial es el próximo step del ojo humano, un método que te permite anticiparte y localizar posibles errores o fallos. El proyecto ha sido llevado a cabo por nuestro Departamento de I+D, donde tres ingenieros y dos técnicos han trabajado juntos en dos áreas diferentes: combustión y automatización de procesos".

Visión Artificial, las nuevas calderas TESLA

Entre las ventajas de la implementación de la visión artificial se encuentran menos paradas en la línea de producción, procesos de combustión más eficientes y menos interacción humana. Es por eso que la Visión Artificial es la solución del futuro en un mundo interconectado durante la era de Big Data, donde las actividades tan complejas como la conducción comienzan a desarrollarse completamente por los propios automóviles. "Las calderas Sugimat con Visión Artificial son el nuevo TESLA que las empresas están demandando a corto y medio plazo. De hecho, ya hemos implementado un sistema de Visión Artificial en Garnica Plywood, una planta ubicada en Samazan, Francia, en julio de 2017 y con mucho éxito ", ha agregado Ripoll.

Calderas de aceite térmico versus calderas de vapor

Para Sugimat, Estados Unidos es un mercado muy importante. Por esta razón, la compañía quiere mejorar su visibilidad asistiendo a diferentes ferias en los próximos años. La siguiente parada es Wood Bioenergy Conference & Expo del 11 al 12 de abril (Stand 703), así como Panel & Engineered Lumber International Conference & Expo dos días después en Atlanta, Georgia. En ambas, Sugimat dará una presentación sobre la visión artificial y las ventajas de las calderas de aceite térmico frente a las calderas de vapor que tendrán lugar el Miércoles 11 de abril de 11:50 a 12:10 horas y el Viernes 13 de abril de 16:00 a 16:20 horas bajo el título “Energy Efficiency Opportunities: Thermal Oil Versus Steam” en el Gran Ballroom North del Omni Hotel en CNN Center.

Las calderas de vapor generalmente se instalan con el fin de generar energía térmica para la parte principal de los procesos que lo requieren. Sin embargo, en algunos procesos de producción donde un aumento en la temperatura del aceite térmico conlleva un aumento de la producción, el aceite térmico implica una serie de ventajas que hace que su uso sea mucho más rentable. Este es el caso, por ejemplo, de las industrias de la transformación de la madera primaria y secundaria y la industria química.

Algunas de las ventajas de las instalaciones que utilizan aceite térmico sobre vapor son las siguientes: las tuberías de conexión y el equipo no sufren desgaste ni incrustaciones; los circuitos están cerrados, por lo que no hay necesidad de purgas, condensados ??ni tratamiento de fluidos térmicos; el punto de congelación del aceite es -40º, lo que permite la instalación de una caldera en áreas frías, etc. Por último, pero no menos importante, con calderas de aceite térmico es posible operar a altas temperaturas sin una alta presión, evitando el riesgo de explosión. Además, los costos también se optimizan más rápido.

 

Más información

Lorena García Trinidad

Responsable de prensa Sugimat, S.L.

Mail: Lorena.garcia@sugimat.com

Tl: +34 961 597 230

Imágenes


Volver